28 octubre 2007

Como trabaja la policía que custodia las catacumbas de París.

La mayoría de los millones de turistas que caminan por París cada año, conocen solamente el mundo sofisticado y glamoroso de París sobre la superficie. Pero existe debajo de la ciudad luz, un complejo laberíntico de túneles y cuevas interconectadas que abarcan más de 300 kilómetros de extensión y se conocen como las catacumbas de París. Las catacumbas, debido al peligro que supone el transitar por ellas, tienen prohibido el acceso al ciudadano común desde el 2 de noviembre de 1955. Sin embargo, las incursiones ilegales de ciudadanos no terminan de suceder. Desde grupos que se sumergen en las catacumbas para realizar rituales extraños, jóvenes exploradores que recorren cada tramo de las catacumba relevando sus túneles, y hasta artistas urbanos subterráneos, que dejan sus obras y pintadas atrapadas en la oscuridad.

Para controlar que se cumpla la prohibición de sumergirse en las catacumbas se crea en 1999 la Compañía especializada de intervención de París, más conocida como Cataflics. Los cataflics, se internan varias veces a la semana por las catacumbas teniendo como misión controlar a los autodenominados cataphiles, o "amantes de las catacumbas", un grupo de exploradores urbanos ilegales. Otras tareas de los cataflics incluyen actuar en casos de emergencias o pérdidas de personas en las catacumbas. La tarea es sumamente arriesgada y compleja. Túneles aún sin reconocer, pasajes estrechos, pasadizos innundados. De hecho, algunas salas solo son accesibles arrastrándose entre la humedad, las ratas y cables. Un trabajo no apto para improvisados. El vídeo reportaje es un buen testimonio de una jornada laboral muy especial:


Por supuesto que el trabajo puede tener una recompensa sólo para interesados. Recorrer los túneles y galerías implica conocer más sobre los secretos y la historia oculta de París. Los túneles, llevan siglos construidos. Las catacumbas nacieron como minas de piedra caliza en el período romano, y hacia el siglo XVIII fueron transformadas por orden de Luis XIV en el depósito de los millones de restos humanos que saturaron por siglos los cementerios de París. Se calcula que en las catacumbas de París, están depositados los huesos de seis millones de parisienses. En historia más reciente, las catacumbas fueron utilizadas por la resistencia francesa durante la ocupación Nazi de París. Por ello, para los cataflics, recorrer los túneles es repasar parte del patrimonio oculto de París desconocido para el público. Un extraño placer, sólo apto para aquellos que están dispuestos a arriesgarse y ensuciarse.

Si lo vale, menéalo.

Via Paris mobile
Relacionado: Las desventuras de la Torre Eiffel

2 comentarios:

  1. Aunque está en francés el audio, el vídeo es realmente impresionante (y de paso decirlo, el texto ya te deja a todo para verlo).

    Estoy seguro de que mucha gente estaría dispuesta a trabajar de eso, a pesar de los inconvenientes, ya que seguro que para ellos los privilegios sería enormes. Yo, desde luego, no valdría...

    ResponderEliminar
  2. si, no?. Éste tema está alucinante, recomiendo los videos que hay por you tube de las visitas ilegales a las catacumbas. Quien diría que debajo de París hay todo este mundo, no?

    ResponderEliminar