16 mayo 2008

Una isla que parece un portaviones.

La pequeña isla de Johnston era un rincón perdido del paraíso. Pero comenzó a transformarse a partir de 1936, año en que la marina de los Estados Unidos desplegó una base militar en uno de los atolones más aislados del mundo. La isla, a través de obras de dragado y sucesivas ampliaciones artificiales, comenzó a tomar la forma de un gigantesco "portaviones" anclado en un punto estratégico y remoto del Pacífico Norte, unos 1400 kilómetros al oeste de Hawaii.

Lo que en un comienzo iba a conservarse como un refugio Nacional de Vida Silvestre, terminó transformándose en una base inaccesible del gobierno norteamericano. Las modificaciones en el atolón de Johnston sumaron una pista de aterrizaje además de las instalaciones de la base de abastecimiento. Se agregaron dos diminutas islas gracias a las obras de dragado sobre la plataforma de coral.

Ocupado durante siete décadas por la Marina de Estados Unidos, el atolón alternó las actividades defensivas de una base militar, recibió un ataque de los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, fue escenario de pruebas nucleares, y hasta albergó en su etapa final un programa para almacenar y eliminar el arsenal de armas químicas obsoletas, después del final de la Guerra Fría. El atolón Johnston fue paulatinamente recuperando su destino paradisiaco a partir de 2004, cuando la base fue abandonada y las construcciones desmanteladas.

Ver más información del atolón Johnston en Wikipedia / Imágenes del desmantelamiento de la base / Imágenes del estado actual

Si te ha gustado, Menéalo.

6 comentarios:

  1. La verdad, que aunque hayan desmantelado un poco aquello, como que las calles y la pista no le dan un aspecto muy natural que digamos, por no hablar de la escasa vegetación, que no es de extrañar por el uso que ha tenido.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo creía que era natural, pero lo de la falta de vegetación pues por el uso. Como el substitulo de este blog, curiosidades que parecen ficción, y muchas veces es así

    ResponderEliminar
  3. La verdad que no parece ser una isla muy agradable... Prefiero quedarme en casa. Besos

    ResponderEliminar
  4. Ralph: es cierto que tiene un aspecto de "nada será como antes"...

    Mixigodo: es como una especie de paraíso mutante...en realidad, si no estaría la base, ya tendría construído algún hotel de cadena que la hubiese arruinado del mismo modo..

    Anahí: ...¿preferir tu casa a un islote en el medio del océano cargado de radiación y ex vertedero de residuos químicos?...en fin...creo que también me quedo en casa

    ResponderEliminar
  5. Que curiosidad mas rara gracias por el dato!!

    ResponderEliminar