17 marzo 2008

Caminando por el fondo del mar.


La reserva natural Pobiti Kamani, en Bulgaria, es también conocida como el "Bosque Petrificado", aunque las columnas que le dan tal nombre, no tengan un origen vegetal, sino más bien, una formación calcárea que se produjo en un ambiente submarino. La reserva es parte del lecho marino que hace unos 50 millones de años estaba sumergido. En la reserva, el principal atractivo son las columnas de piedra caliza que asemejan a un bosque de troncos petrificados. Las columnas pueden medir hasta 6 metros de altura y tener un ancho de más de dos metros.

¿Cómo se formaron las columnas?. El lecho marino era totalmente arenoso, aunque entre algunas fosas o grietas fue acumulando por miles de años los restos de diminutos animales con exoesqueletos como caracoles, o almejas. Así, los restos conformaron columnas de cal, que al elevarse el terreno en la formación de las placas continentales, terminaron por quedar a cielo abierto. Por efecto de la erosión, las columnas fueron desnudándose hasta conformar el extraño paisaje actual.

Las columnas se asemejan a los troncos de árboles de un "bosque petrificado", y son un atractivo turístico más a 18 km de la ciudad de Varna. La experiencia podría resumirse como una caminata por un extraño fondo rocoso marino, pero a cielo abierto.

4 comentarios:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. increíble ver que algo tan simple como esas columnas han sido fruto de algo tan complejo como los años de erosión de diferentes materiales. Realmente es como un bosque petrificado, cierto...

    ResponderEliminar
  3. A propósito de spam, comentarios con enlaces sserán suprimidos.

    ResponderEliminar
  4. en España tenemos al menos que yo sepa(supongo que habra mas) 2 sitos con esas condiciones mas o menos,uno de ellos es la ciudad encantada de Cuenca y otro es en Antequera(Malaga)una zona de su sierra que se conoce como "el torcal"...dos sitios muy recomendables de visitar ;)

    ResponderEliminar