17 febrero 2008

El baño más helado del mundo.



El crucero Sampo, es una de las únicas embarcaciones rompehielos del mundo afectada para paseos y excursiones turísticas. El Sampo realiza excursiones partiendo desde el puerto de Kemi, una ciudad del norte de Finlandia. El principal atractivo de las excursiones del Sampo, no son sólo recorrer los paisajes helados de la Laponia finlandesa, sino además, darse un anecdótico baño en una de las zonas más heladas del mundo y un paisaje casi surrealista.

La historia del Sampo se asemeja a la de una embarcación que luego de años de servicio fue jubilada como un medio de transporte único para aquellos aventureros que desean visitar un paisaje de aguas heladas en un blanco infinito. La excursión se realiza a orillas del Golfo Ártico de Botnia. El Sampo posee un triple casco que se desplaza sin problemas a través de un bloque de hielo de 1.8 metros de espesor. Cuentan que frente a la proa, el hielo gime como si fuera algo vivo, mientras el agua "negra" brota desde abajo. Pero hay un momento que marca el momento más esperado por los turistas, cuendo el Sampo se detiene es la hora de un refrescante chapuzón:


Cada pasajero recibe un traje anaranjado y de goma, capaz de aislar por completo al cuerpo. La pasarela para ingresar a bañarse es un tablón que desciende desde la cubierta hacia el hielo, y de ahi, ¡sólo queda un salto al agua!:



El chapuzón se asemeja a una experiencia de ficción, los movimientos torpes y lentos con el traje poco ágil despierta las risas de la tripulación. Sin embargo, aseguran que el frío no traspasa, y los trajes mantienen el cuerpo tibio y seco.



Las excursiones en el Sampo duran unas 4 horas y se realizan entre finales de diciembre y hasta fines de Abril, en pleno invierno boreal.

Galería Sampo y Finlandia en Flickr
Más en Sampo (página oficial)

4 comentarios:

  1. Muy divertido lo del baño... pero como a alguno le dé por meter la cabeza bajo el agua o se resbale y se hunda más de lo previsto pierde la nariz congelada fijo...
    Como experiencia puede ser interesante, pero me parece que para nada será lo mejor del viaje en el rompehielos (al menos, para mí no lo sería)

    ResponderEliminar
  2. Una experiencia que cuenta como una buena anécdota para contar. Igualmente la sensación debe ser muy especial, estás en un lugar en el que sin traje no durarías más de unos minutos...

    ResponderEliminar
  3. Seguramente se lo pasarán genial, y además, esa es una de las anécdotas que le puedes contar a tus hijos o nietos jeje

    Parece divertido, sí señor... :D

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, es más una anécdota que otra cosa, pero inolvidable seguramente.

    ResponderEliminar