16 febrero 2008

Había una vez...Una comunidad socialista en Estados Unidos

¿Hay algo que parezca más de ficción que una comunidad socialista en Estados Unidos?. Llano del Río es el nombre del lugar en donde se asentó una colonia socialista hacia 1914, cerca de Leesville, en Lousiana. Llano del Río es probablemente el experimento social más raro desarrollado en territorio norteamericano (por razones obvias) : de hecho es la comunidad socialista que más tiempo sobrevivió en la historia de los Estados Unidos.

Años antes de desatarse el período más oscuro de la guerra fría, el abogado Job Harriman y un conjunto de visionarios socialistas decide instalar en Estados Unidos una colonia en el medio del desierto bajo el lema "una puerta hacia el futuro".

Algunos de los principios de la comunidad declaraban: "Los derechos de la comunidad prevalecerán sobre los individuales....Las cosas que son usadas productivamente deben ser de propiedad colectiva....La tierra productiva mantenida para obtener beneficio no se mantendrá como propiedad privada". Una declaración que confrontaba incluso con el alma misma de la constitución americana. El testimonio nos llega hasta hoy a través de dos fotografías que simbolizan el antes y el "después" de tal experiencia en forma de ruinas:

Antes: el hotel de la comunidad Llano del Río.

Hoy: Sólo perduran las ruinas (Imagen en Lost America).

Lo cierto, es que "la puerta hacia el futuro" solo duró unos 23 años. Hacia 1937, las diferencias internas entre los integrantes de la colonia sumados a los conflictos por los recursos acabaron con el sueño (más utópico que nunca) de una comunidad socialista americana. Sin embargo, algunos valores no deberían haberse descartado: "...El deber de la comunidad con el individuo consiste en administrar justicia, eliminar el egoísmo y la avaricia, educar a todos y ayudar en tiempo de infortunio...." una buena expresión de deseos que quedaron (¿parcialmente?) en el tintero un tiempo atrás.

Ver más (en inglés)

Imagenes antiguas en Antelope Valley

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario