03 octubre 2007

Cuando nace un volcán submarino.

Cuando estamos enfermos, y tenemos fiebre, la temperatura de nuestro cuerpo comienza a elevarse y comenzamos a temblar. Salvando las gigantescas diferencias conceptuales y en proporciones, la Tierra también puede llegar a "tener fiebre" y padecer temblores. Algo semejante es lo que está sucediendo desde principios de año en la región de Puerto Aisén, en Chile, que desde enero no para de temblar. Los temblores se repiten mes a mes, llegando a reportarse hasta 200 temblores en un mismo día. El motivo, luego de investigaciones científicas lleva a un único responsable: magma incandescente brotando bajo el mar en el Fiordo de Aysén. Nuestro planeta Tierra, desde hace unos meses está dando a luz un volcán submarino.

Video de erupción de un volcán submarino:

Como siempre solemos equivocarnos, muchos imaginamos por defecto que un volcán es un fenómeno geológico que sólo ocurre sobre la superficie. La naturaleza está siempre para contradecirnos. De hecho, la mayoría de los volcanes hacen erupción debajo del agua, con una lógica incontrastable (nuestro planeta está mayormente cubierto de agua, y efectivamente lo podemos comprobar en un mapa desde hace unos pocos siglos). Por la misma causa, la actividad volcánica submarina está poco documentada. En 2004, un equipo científico logró capturar en imágenes, la erupción de un volcan submarino a 560 metros bajo la superficie del Océano Pacífico, situado a 100 kilómetros al noroeste de la Isla de Rota.



Por supuesto que la presión del agua, logra atenuar en parte el impacto de la erupción. Un volcán superficial libera todo su potencial sin obstáculos, causando estragos por todos conocidos.

El nacimiento de una isla volcánica.

No muchas veces, al menos no muchas veces por siglo, las erupciones volcánicas submarinas pueden emerger a la superficie, dando a luz una nueva isla para incorporar a la cartografía conocida hasta entonces. Aún menos veces, sucede que las personas tengan la oportunidad de presenciar el nacimiento de una isla, como le sucedió a un grupo de tripulantes de un yate, que pudieron fotografiar el proceso del nacimiento de la isla en el Pacífico. Incluso y gracias a las capturas por satélite de la NASA, podemos seguir la serie de imágenes del nacimiento de la isla desde el espacio. Un reporte más de nuestro dinámico planeta, siempre tan cambiante.

1 comentario:

  1. me ha gustado mucho pero quiero que podria ser un humano el que lo grabara porque a mi los robots aquaticos solo me gustan cuando hablan

    Manuel

    ResponderEliminar