10 agosto 2007

Cheng Dalin: el explorador de los secretos de la Gran Muralla.


Todos podemos acceder a los datos e información impactantes de la Gran Muralla China, y sabemos de detalles repetitivos: es la mayor obra de ingeniería del hombre, la única contrucción que puede verse desde el espacio, etc.

Pero conocer en profundidad los secretos y cada rincón de la Gran Muralla China, secretos que no se publican en los libros de historia o en la misma Wikipedia, es una tarea que requiere más que una vida. Caminar por años la Gran Muralla, siguiendo pistas, tomando miles de fotografías, haciendo entrevistas a gente del lugar y recopilando toda clase de información, es la tarea que mantiene ocupado al incansable Cheng Dalin. En el documental "Los Secretos de la Gran Muralla China", explican el modo en que Cheng Dalin explora los secretos y misterios más guardados: repasa textos antiguos buscando datos o pistas desconocidas, descifrando claves para recorrer miles de kilómetros. Años de dedicación que tienen su recompensa: Cheng Dalin ha descubierto ruinas de miles de kilómetros de murallas que nadie había reconocido, fragmentos que sumados a las murallas que están en pie, llegarían a conformar unidos una Gigantesca Gran Muralla de unos 53.600 kilómetros de largo.

Mi pregunta es: ¿cuál es el motivo se semejantes defensas? ¿Es la Gran Muralla el resultado más asombroso de la paranoia humana?. En el documental nos cuentan una de las más sólidas respuestas: el clásico conflicto por el control de los recursos y las riquezas. La raíz del conflicto no es otro que la defenza del estilo de vida "civilizado" del pueblo de China y la amenaza de las hordas de las tibus nómades de los Mongoles. Para organizar las defensas, se contruyeron miles de kilómetros de murallas, con atalayas o torres de vigilancia cada cientos de metros, que alertaban sobre la presencia de enemigos con un sofisticado sistema de señales de humo que podían emitir mensajes que viajaban más de 1200 kilómetros en sólo 24 horas.

Existen documentos que reflejan cómo era la vida de éstos sacrificados guardianes de la Gran Muralla. Los guardianes escribían cartas que terminaban muchas veces enterradas en secreto en cercanías de los Atalayas. En el documental comentan algunos fragmentos de éstas cartas:


"El trabajo en éstos campamentos se parece a una tumba"..."Cuando estamos de guardia, todo lo que vemos es éste desolador paisaje vacío de todo signo de vida".
La construcción de la Gran Muralla China se sucedió a lo largo de varias Dinastías de Emperadores. Como en cada obra faraónica, se sacrificaron miles de vidas en la construcción de cada tramo de la muralla. La mayoría de los obreros, que se calculan por millones, murieron principalmente por agotamiento, y hasta se dice que los muertos se utilizaron como morteros y se enterraron dentro de la muralla. Para los que siguen el blog, éste dato merece una referencia obligada al método de construcción de la Ruta de los huesos, en Siberia. En la Muralla, an algunos períodos, se utilizaba como mano de obra a convictos, que al morir durante los trabajos, eran reemplazados por miembros familiares que debían culmplir con las sentencia.

Cheng Dalin, continúa hoy con más de 60 años, recorriendo la muralla y conociendo sus secretos, y está preocupado por el futuro de una de las obras de ingeniería más imponentes de la historia de la humanidad, desde hace años, el destino predilecto de los turistas que visitan China.

Ver el documental sobre los Secretos de La Gran Muralla China.

2 comentarios:

  1. Muy interesante tu blog!!! (y en especial este post)

    La onda de tus entradas me hace acordar mucho al gran WWW.ANFRIX.COM

    Saludos,

    Lic. Palotes Medrano, Juan de los

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar...y gracias por el comentario. Saludos.

    ResponderEliminar