18 julio 2007

La escalofriante ruta de los huesos en Siberia


La carretera transiberiana podría calificarse como una de las más escalofriantes rutas del mundo. El trayecto fue mandado a construir por Stalin cuando aún la Unión Soviética buscaba consolidar su poder e influencia en la remota y extensa Siberia. Es sabido que Siberia es una de las regiones más inhóspitas del mundo. Sobre el Círculo Polar Ártico el frío cala literalmente los huesos. Tanto que en ciudades como Verkhoyansk (que nombrábamos un par de post atrás como la ciudad más fría del mundo) tienen un problema inimaginable para los climas templados: enterrar a los muertos.


La ruta de los huesos.

Enterrar a los muertos no es una tarea fácil. El frío y las tierras congeladas tienden a devolver a la superficie los restos de las personas enterradas un tiempo atrás. Despedir a los muertos en éstas regiones suele ser una tarea muy desagradable porque probablemente hay que hacerlo más de una vez. En la época del comunismo, el problema llegó a agravarse. La construcción de la carretera siberiana se realizó con el trabajo forzado de miles de disidentes políticos. Como era de esperar, el frío terminó con la vida de miles de ellos. Para enterrarlos, los ingenieros comunistas encontraron una solución espeluznante: decidieron reemplazar la capa de zahorra o piedra gruesa compactada sobre la que se asienta el asfalto de las carreteras con los restos de los huesos de muchos de los desidentes asesinados. La "carretera de los huesos" es la ruta más escalofriante del mundo, y en sus cimientos yacen los restos humanos de una historia que nunca será contada oficialmente.

La anécdota la sacan a la luz en el documental de Ewan McGregor y compañía, los aventureros que recorrieron la "Ruta de los huesos" en uno de sus episodios (longwayround.com). O la profundizan en laventanita.


La ruta más peligrosa.

La carretera es sin duda la más espeluznante del mundo, pero también una de las más extremas: figura en mucha de las listas de las rutas más peligrosas del mundo. En un recorrido de 2.000 kilómetros que une las ciudades de Magadan y Yakutsk, está expuesta a las situaciones climatológicas más extremas tanto en verano como en invierno. El invierno por razones obvias, y en verano, son normales situaciones como ésta:



La ruta es el único camino posible para llegar a Yakutsk, Las lluvias del verano suelen ser muy abundantes y el camino se convierte en una verdadera ciénaga de fango. Se cuenta que es normal en cada verano que miles de vehículos queden varados por semanas, e incluso, hay casos de mujeres que dieron a luz en la ruta.

Y para amantes de la mitología, un tramo de unos 30 kilómetros de la ruta está cargado de leyendas: existen en el trayecto una cantidad sorprendente de extraños accidentes. Se sospecha de posibles filtraciones subterráneas de gas que afectan a los conductores, que generalmente no recuerdan nada de lo sucedido durante el accidente.

via unospaseos
Ver también la carretera de los huesos


2 comentarios:

  1. Dios, esto si que es espeluznante, pero lo cierto es que siento curiosidad por ver más de cerca la carretera. Y digo yo, si tan mala es la carretera, por qué el gobierno no construye una nueva en mejores condiciones y sin huesos (xD)?

    En fin, que buen post, me ha gustado ;)

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente no encontré imágenes del lugar exacto. Sólo esa referencia al documental (longwayround), que se puede ver en YouTube, en donde recorren el lugar. En general, son zonas tan extremas que no hay demasiado material en internet. Y en cuanto a la construcción, supongo que los costos de reconstruirla serán inmensos (2000 kilómetros) y en general las zonas son totalmente despobladas con lo cual es una obra faraónica, y que quedaría inutilizada la mayor parte del año por la nieve. Habría que escuchar la opinión de un ingeniero.

    ResponderEliminar