30 enero 2012

La ciudad alemana que tiene un premio Nobel cada 1.000 habitantes

Gotinga (Göttingen o Goettingen, en alemán), es una ciudad que tiene 121.000 habitantes entre los residentes fijos y temporales. En el centro de la ciudad, el 45 % de su población tiene menos de 30 años de edad. En el total de la ciudad, 24.000 habitantes son estudiantes de las 13 facultades de la Universidad de Gotinga. La estadística devela que se trata de una meca para los estudiantes, no sólo dentro de Europa, sino también en el mundo. La razón no es otra que el prestigio y el reconocimiento hacia la universidad, sustentado en las personalidades de la ciencia que le han dado renombre a niveles difíciles de igualar.

Geoff Gallice

En la ciudad de Gotinga, abundan estatuas y placas conmemorativas de personalidades notables. Pero como suele ser usual en otras ciudades, aquí no son héroes que han ganado algo en la historia en el plano político, militar, ni son en su mayoría figuras patrióticas. En Gotinga, la mayoría de reconocidos, si se quiere, han librado alguna “batalla”  en donde ha ganado el conocimiento. Son eminencias, y sobre todo, profesores y graduados de la universidad a quienes se honra en cada rincón. Para empezar algunos siglos atrás, Carl Friedrich Gauß, o hasta los hermanos Grimm enseñaban en la universidad de Gotingen. Con el tiempo, sumaron prestigio filósofos como Jürgen Habermas, Edmund Husserl o el físico Max Planck, entre tantos. Más recientemente, 44 laureados con premios Nobel tienen se reconocimiento por haber estudiado o enseñado en la ciudad. 

Retomando las estadísticas, Gotinga cuenta un premio Nobel cada 3.000 habitantes, un porcentaje impresionante que si ajustamos al número de residentes fijos, alcanza un premio Nobel por cada 1.000 habitantes . Si entrara en el terreno de las comparaciones odiosas, en sólo una ciudad, han sobresalido diez veces más reconocidos con premios Nobel que en mi país, Argentina, que cuenta con cinco galardonados (donde tres corresponden a premios de ciencia). 

Para más datos, Gotinga es la Universidad más grande y antigua de Baja Sajonia, un reducto donde se celebra la voluntad para pensar e investigar en sus estudiantes en áreas como la Química, Física de los materiales sólidos, la Biodiversidad y las Matemáticas, entre otras. Uno de los grandes tesoros de la Universidad es su Biblioteca, una de las mayores colecciones de literatura científica alemana abarcando varios siglos. Claro que no son todas etapas orgullosas para la historia de la universidad. No faltaron movimientos políticos internos y purgas entre los profesores, la última en el año 1933 y en el marco del nacionalsocialismo. Afortunadamente, fueron interrupciones desafortunadas en una historia digna de emular en cualquier casa de estudios del planeta.

En Gotinga, prevalece un ambiente que entiende que la ciencia y la tecnología son importantes para avanzar, y todo, inmerso en un clima de excelencia.

Como curiosidad de cierre, Gotinga cuenta con el cementerio con más premios Nobel por metro cuadrado, con personalidades como Dirac, Oppenheimer, Planck, Fermi, Heisenberg y Pauli.

12 comentarios:

  1. Es una ciudad muy interesante, en Verano tiene cerca un laguito precioso donde nadar tranquilamente.

    ResponderEliminar
  2. Es una ciudad bien interesante, en Verano puede uno ir a un laguito cerca y nadar tranquilamente.. en pelotas!

    ResponderEliminar
  3. Pensqr mucho no va a sacar a Alemania de la crisis; o Merkel ya recibió el Nobel de Economía?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que crisis? La que esta inmerso Alemania por sostener a toda Europa?

      Eliminar
  4. Menos mal que por lo menos en algún punto del planeta reconocen a la cultura a través de los premios nobel

    ResponderEliminar
  5. Comparaciones odiosas, dice el autor. España, con más peso económico que Argentina, tiene dos premios Nobel en Ciencias. A uno le hizo la vida imposible gentuza de la Universidad (Santiago Ramón y Cajal), y el otro se tuvo que ir del país para poder investigar (Severo Ochoa).

    Asi que si Argentina tiene tres premios Nobel en Ciencias, aunque parezca una broma, felicidades. Algunos estamos aún peor. Y además no vemos posibilidades de mejorar en este aspecto.

    ResponderEliminar
  6. No sabía que eras coterráneo mío. Un abrazo, muy bueno tu blog.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos comentar.
    Gracias Osvaldo, así es, hasta compartimos provincia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Acaso todo el mundo debería ser Alemania, espero que nadie se ofenda.

    ResponderEliminar
  9. Wahuuuuuuuuuuuuuuu que lugar tan hermoso quiero ir ahi

    ResponderEliminar
  10. Para Anónimo: Si la ignorancia doliera, cuán lejos se oirían tus lamentos.

    ResponderEliminar
  11. Ser como Alemania tiene pros y contras: Pro: Uno de los mejores países del mundo (si no el mejor). Contra: Viven para trabajar, no trabajan para vivir y esa es la polémica; al fin nadie es eterno y la vida se va pronto, debemos disfrutarla también.

    ResponderEliminar