06 octubre 2009

Sirius, una patrulla en medio de la nada.

A simple vista, no hay nada que vigilar en la región noreste de Groenlandia: sólo cientos de kilómetros y kilómetros helados en donde lo raro sería encontrar vida. La amenaza de una invasión resulta inverosímil. Sin embargo, existe una patrulla bajo las órdenes del Reino de Dinamarca, un cuerpo de elite que se encuentra entre el más especializado del mundo.

image

El funcionamiento de la patrulla no es ni más ni menos que una perdurable demostración de soberanía, todo sobre un territorio, que se parece en mucho a la nada.

La Patrulla Sirius (Slædepatruljen Sirius), es la encargada de preservar la soberanía danesa en el parque nacional más grande y seguramente, uno de los menos visitados del planeta. Nace en el año 1950 ante un fallo de la Corte Internacional de La Haya que condicionaba la posesión de Groenlandia por parte de Dinamarca a cambio de una demostración de voluntad para poseer la zona, en un escenario de casi nulo poblamiento. Así nacería el Parque Nacional del noreste de Groenlandia con su patrulla.

La historia de las amenazas a la región, cuenta con un tímido avance alemán bajo el régimen del nazismo, instalando una estación meteorológica en la Isla Sabine. El avance fue replegado rápidamente, pero la patrulla, llegaría a la isla para cumplir su misión para siempre. El objetivo, es llanamente dominar un territorio donde nadie quiere vivir. Son apenas 12 hombres controlando un área de 972.000 kilómetros cuadrados en trineo, un área que es 8 veces el tamaño de Dinamarca y donde el número de perros (para los trineos) supera a los habitantes humanos.

Aunque su presencia parece simbólica, la preparación de la patrulla Sirius requiere una fuerte dosis de voluntad y capacidad de servicio. Los elegidos, deben terminar el servicio militar de Dinamarca y un serio entrenamiento para afrontar 26 meses en la isla del Ártico. Deben pasar rigurosos exámenes y pruebas, tanto psicológicas como entrenamiento físico.

El trabajo, se realiza en su mayor parte a pie, pero también en barco, avión y en trineos, el mejor medio para atravesar el difícil terreno. Durante la temporada más apacible en cuanto al clima, se organizan viajes de reconocimiento y formación en trineo. En total, durante el verano, se realizan unas 30 expediciones. Los perros de la patrulla Sirius, merecen un párrafo aparte.

Para empezar, soportan un viaje de 25 a 40 kilómetros diarios, con apenas descansos durante más de cuatro meses y tirando una carga de entre 350 y 550 kilos.

A lo largo de 54 años de operaciones, la patrulla Sirius ha recorrido más de 750.000 kilómetros. La estación principal se encuentra en la costa sur de la península Foreland, apenas unas habitaciones donde encontrarse como pocos lugares del mundo con la soledad más estremecedora. La contrapartida, es una sensación de libertad absoluta, en un territorio donde aún nadie es dueño de nada.

Información en 1, 2, 3

6 comentarios:

  1. Interesante Matías; muchas gracias. Me dejaste metido con el mentado fallo del tribunal de la Haya. Investigaré al respecto.

    Hace muy poco encontré tu blog. Muy bueno; rápidamente pasó a mis favoritos. Se agradece el conomicimento que ofreces.

    En que te pueda ser útil, a tu disposición.

    RICHARD RODRÍGUEZ HORMAZÁBAL
    inmoterranova@hotmail.com
    TEMUCO - CHILE

    ResponderEliminar
  2. Sólo doce soldados.... Podríamos mandar una expedición, conquistar el territorio, montar allí el parlamento y mandar a todos nuestros políticos a vivir allí durante todo el período de sesiones... :D

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a todos. Confieso que es difícil publicar información interesante y que a la vez no sea tan conocida, así que si os / les gusta, tarea cumplida. Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante :-)

    (Eso si, creo que te quedaste corto con la comparacion de tamaño, teniendo en cuenta que Dinamarca son poco mas de 40.000 kilometros, el territorio es al menos 20 veces mas grande).

    ResponderEliminar