20 octubre 2009

Chaitén, de pueblo de cuentos a pueblo fantasma

Cuando imaginamos un pueblo fantasma, muchas veces nos referimos a ciudades que nacieron de la mano de alguna actividad económica temporal, para entrar paulatinamente en decadencia hasta quedar abandonadas por décadas.

chaitén chile volcan 01

Imagen machimon

El caso de la comuna de Chaitén, en la Patagonia de Chile, fue demasiado drástico: el pueblo encantador entre montañas y bosques no tuvo una metamorfosis gradual. En pocos días pasó de ser un pueblo prometedor a convertirse en un caserío fantasma, sepultado por las cenizas, y sin dar tiempo a sus habitantes a que puedan aceptarlo.

chaitén chile volcan 04

Imagen Sam Beebe / Ecotrust

chaitén chile volcan 06

Imagen machimon

Tras miles de años de tranquilidad, el valle formado por una erupción anterior del volcán parecía el lugar ideal para el asentamiento de Chaitén. Estaba situado en la X Región de Los Lagos, en Chile, y crecía como un destino turístico pintoresco, proyectando un crecimiento notable a sólo 10 kilómetros del volcán que parecía dormido.

Pero en el año 2008, la belleza quedó rápidamente sepultada por una “marea” de arena y cenizas, una erupción que sin embargo, dio tiempo a evacuar hasta 50 kilómetros a la redonda del cráter del Chaitén, evitando víctimas fatales.

chaitén chile volcan 05

Imagen machimon

Tras la erupción, las evaluaciones del gobierno chileno forzaron la decisión de trasladar definitivamente la ciudad de Chaitén a un nuevo emplazamiento.

chaitén chile volcan 02

Imagen machimon

La normalidad llegaría recién a mediados de 2009, una tranquilidad que permite despertar interés por parte de turistas, pero ésta vez atraídos por un destino de catástrofe: el “viejo” Chaitén, tiene hoy el aspecto desolador un pueblo fantasma.

chaitén chile volcan 03

Imagen Sam Beebe / Ecotrust

La región, es un destino ideal del turismo aventura, con paisajes inmejorables para realizar trekking o rafting, en algunos de los ríos más famosos del mundo por sus rápidos. Sin embargos, al acercarnos a Chaitén, el paisaje tiene el inconfundible tono gris de las cenizas.

Chaitén podría convertirse en un destino turístico de catástrofe, siempre que las visitas sean controladas y los riesgos mínimos. Mientras tanto, Santa Bárbara fue designada por las autoridades como el lugar de asentamiento para la nueva Chaitén, una ciudad que estará lejos del volcán que se despertó en forma abrupta, luego de dormitar por miles de años, y hacer creer en pocas horas, que el pueblo de cuentos, fue tan sólo un sueño.

6 comentarios:

  1. Vaya historia, eso pasa por confiarse más de la cuenta. No es la primera vez que sucede ni será la última. Si es que no aprendemos¡¡ jeje

    Buen artículo.

    Saludos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Hola

    soy de chile y sigo el blog hace unos meses,

    solo queria mencionar la increible y ferrea resistencia al traslado por parte de los chaiteninos, mas de uno quiso volver a vivir al pueblo aun cuando el volcan estaba realmente activo y aun deben tener ganas

    bueno es comprensible tomando en cuenta que son gente de pueblo y es el sitio donde han echo sus vidas, se mostraban dispuestos totalmente a poner en riesgo estas con tal de seguir ahi

    buen blog
    saludos desde chile
    =)

    ResponderEliminar
  3. Marza: hola. Es cierto que resulta incomprensible la resistencia en cuanto al riesgo, pero también es entendible que al llevar una vida entera en el lugar, son muchos los que sentirán que dejan una parte de su vida allí. Y aunque hace meses que sigues, bienvenido por aquí.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Algo parecido pude ver este Verano en mi viaje por Italia, en Pompeia, a la sombra del Vesubio.
    Solo que allí mueriron sepultados hace más de 2000 años más de 12.000 personas, sin tener una segunda oportunidad.
    Muy buen post, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. yo era de chaiten D:, y da pena dejar todo atras D: tan buenas las imagenes pero si te quedas unos pocos dias en el verano puedes ver con mas resplandor en volcan

    ResponderEliminar