05 marzo 2008

Iglesias bajo tierra.

La lógica constructiva puede invertirse cuando nos trasladamos cientos de años hacia atrás. Sobre todo en un lugar tan increíble como las colinas que rodean a Lalibela, en Etiopia, una ciudad rodeada de templos "invisibles", a pocos metros de la ciudad.

Las iglesias de Lalibela se encuentran en las colinas que rodean la ciudad, pero no se ven a causa del método constructivo bajo tierra, empleado por dos motivos: el primero, porque las iglesias fueron talladas "hacia abajo" en una roca basáltica rojiza, a modo de excavación transformándose en verdaderas esculturas monolíticas. El segundo es que el complejo de Iglesias, fue concebido como una representación simbólica de Tierra Santa en tiempos de grandes enfrentamientos religiosos, y por lo tanto, al estar bajo tierra, eran menos vulnerables a los ataques. Así, los peregrinos gozaban de un lugar recluído y oculto para practicar el cristianismo "en las sombras".

La Iglesia Bet Giyorgis, con forma de cruz monolítica, marca el inicio del recorrido para los peregrinos: un descenso para ingresar a los templos interconectados por túneles, pasadizos y trincheras. El complejo abarca unos siete kilómetros cuadrados con construcciones que pueden recorrerse en forma laberíntica. Entre los atractivos del lugar, está la iglesia Biet Medhani Alem, considerada la iglesia monolítica más grande del mundo.

Aunque poco se conoce del tiempo exacto de construcción, se cree que el complejo fue emplazado por cristianos exiliados de un violento Egipto musulmán, a lo largo de un siglo de arduas tareas.


Las iglesias de la ciudad monástica de Lalibela fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978

Link a imágenes

3 comentarios:

  1. Eso está muy trabajado, parece mentira que no sea famoso...

    Por cierto, al estar "enterradas", no están un poco más cerca del infierno que de Dios? jaja

    Como siempre, las imágenes, buenísimas

    ResponderEliminar
  2. Quizás no es tan famoso como debería.
    Muy buena tu observación (jaja). Es totalmente cierto, que las iglesias siempre buscan ser suntuosas y acercarse al cielo con grandes torres y cúpulas, pero este es el caso contrario.

    ResponderEliminar