25 marzo 2008

Catástrofes ecológicas de otros tiempos: las ventiscas negras en Texas.

Las imágenes tomadas entre 1930 y 1940, nos muestran unas gigantescas nubes de polvo que sumergían en la oscuridad a vastas regiones de Canadá y EEUU durante días. Las tormentas de arena por entonces no eran un fenómeno normal, y comenzaron a asolar la región cada vez con mayor frecuencia, sorprendiendo a los residentes, hasta terminar devastando la actividad económica por completo. Las tormentas se denominaron posteriormente como Dust Bowl, y eran una consecuencia del desastre ecológico que el mismo hombre había causado con prácticas agrícolas intensivas que llevaron a la desertificación. Para tener idea de la magnitud de éstas tormentas, nada mejor que ver la serie de imágenes:






Las causas: tales monstruos de arena estaban directamente relacionados con el desarrollo extremo de la agricultura en la historia de Norteamérica. La colonización de territorios se realizó principalmente motivada por la explotación de la tierra. Por supuesto que el proceso no fue ni lento ni ordenado. El resultado, hacia 1930 se tradujo en una total desertificación asociada a la baja rotación de cultivos y la actividad intensiva de la agricultura que dieron inicio a una de las sequías más extremas. Comenzaron a hacerse frecuente tormentas de polvo que avanzaban en forma de nubes negras, cubriendo no sólo la superficie continental, sino además llegando hasta el Océano Atlántico. Las nubes, podían ocultar el sol durante varios días. En un viaje a la región uno se podía encontrar con un monstruo cómo éste:

Las consecuencias: las Ventiscas negras devastaron las grandes planicies, provocando un éxodo de más de 500.000 personas de Estados como Texas, Oklahoma, Kansas, y de las grandes llanuras circundantes, que huían hacia el oeste habiendo perdido su viviendas y trabajo. El desastre también afectó al otro lado de la frontera norte, y muchos canadienses marcharon hacia las grandes ciudades.

Incluso, algunos residentes de los Llanos, especialmente en Kansas y Oklahoma, fueron víctimas de enfermedades mortales, afectados por neumonías agravadas por el polvo y los efectos de la mal nutrición.

La lección: Las sequías y las ventiscas negras comenzaron a disminuir a partir de 1935. Desde entonces, se buscó comprender la relación de la actividad del hombre con su medio, para tratar de evitar la erosión extrema de los suelos. Los agricultores comenzaron a adoptar nuevos métodos para permitir lo que hoy conocemos como un desarrollo y crecimiento sustentable. La lección, aunque tarde, fue aprendida.

Para revivir una tormenta de arena actual, el vídeo a continuación nos muestra el avance de una nube negra hasta que se hace de noche por completo, en Irak:



Más sobre Dust Bowl en Wikipedia
Créditos Imágenes.

1 comentario:

  1. ups...y yo que muchas veces me quejo cuando hay viento en la playa... impactantes las fotos!
    saludos.

    ResponderEliminar