28 febrero 2011

3 mundos en pequeña escala aislados y colapsados por el hombre

El desarrollar una gran sociedad, requiere  de un espacio lo suficientemente grande, y sobre todo, de una utilización responsable de los recursos disponibles. En todo caso, el desafío, será encontrar el equilibrio entre el tamaño de una sociedad y el espacio que lo rodea. Caso contrario, los experimentos estarán destinados al fracaso.

Entre las tantas culturas que vivieron un colapso hasta el extremo de desaparecer como sociedad, existen ejemplos a muy pequeña escala que resultan por demás ilustrativos de la importancia del desarrollo en una escala sostenible. Nacidas como pequeñas comunidades encerradas en islas remotas, en su supervivencia desplegaron un crecimiento desmedido, o especialmente, un modelo de desarrollo que en la terminología actual debería calificarse como insostenible. El resultado para cada uno de los ejemplos tiene ribetes de catástrofe: básicamente colapsaron. Quizás el mayor ejemplo, sea el de la Isla de Pascua, modelo con el que comenzamos la trilogía.

1. La isla de Pascua. Aunque aún hoy no está claro el origen de la población originaria de la isla de Pascua, los Rapanui, si hay cierto consenso en cuanto a su colapso como cultura.

image

Imagen Individuo

La cultura Rapanui no llega a padecer mayormente el impacto de la llegada de los europeos, porque el agotamiento de los recursos naturales de la isla no les da tiempo a sobrellevar su prosperidad. La isla de Pascua y su cultura, muchas veces es expuesta como un ejemplo de colapso social: una sociedad que agota sus recursos y no se adapta a los cambios, una respuesta ineficiente ante el problema (los nativos aceleran su colapso al consumir más recursos para construir las estatuas moái, en honor a sus ancestros, y con la esperanza de que tal respeto les acercaría un futuro más próspero), y para rematarla, una cultura y sociedad compleja con cimientos sobre una isla de territorio limitado y recursos insuficientes. La erosión del bosque, termina por consolidar la deforestación de la isla y la insuficiencia de recursos para construir barcos y herramientas. Obstruidos para obtener los suministros básicos, todo el sistema colapsa, y ante la hambruna y una guerra civil, la cultura rapanui desaparece hasta que sus pocos descendientes, caen debilitados en manos de cazadores de esclavos.

2. Isla Malden. Es básicamente insignificante, un territorio pequeño perdido en el Pacífico perteneciente a la República de Kiribati.

image

Tiene la forma de un triángulo con 8 kilómetros de lado, un territorio bajo que apenas alcanza unos 10 metros sobre el nivel del mar, y a simple vista, poco para hacer. Sin embargo, en tan poco territorio, perduran las ruinas que en la escala de la isla, resultan asombrosas. Restos de templos, estructuras de piedra, pirámides, plataformas, carreteras, antiguas casas y tumbas que evidencian una antigua cultura nada numerosa, pero como mínimo notable. Según los estudios del arqueólogo Kenneth Emory, son los restos de una pequeña población de la Polinesia que sobrevivió por varias generaciones algunos siglos atrás. Se cree que el abandono de la isla, está relacionado con un agotamiento  de los recursos, o nuevamente, un números de pobladores que superaba el nivel de desarrollo sostenible.

3. Islas Pitcairn. El archipiélago de la Polinesia en Oceanía, territorio de ultramar británico, es famoso por albergar los descendientes de los amotinados del barco Bounty junto a un grupo de tahitianos que se asentaron en la isla en el año 1790.

image

Imagen wileypics

Hoy es el país menos poblado del mundo, aunque no es una nación soberana, con sólo nueve familias y 46 habitantes. Pitcairn también tuvo su colapso en el año 1850, cuando la sobrepoblación hizo insostenible la supervivencia en el lugar. Unos meses después, algunos de los habitantes retornaron a la isla para repoblarla con un número que se equilibra gracias a la emigración actual hacia Nueva Zelanda.

Estoy en Twitter @visionbeta

2 comentarios:

  1. Hola!

    Me encantan estas curiosidades. En su momento llegué a tu blog persiguiendo información sobre lugares asombrosos y desde entonces soy un asiduo. A seguir así :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Quede fascinada con las curiosidades,son muy instructivas y lo bueno de todo esto, es que te gusta compartir con todos tus seguidores. Gracias por instruirme, no tenía idea de todo esto,y menos las imaginaba.
    Espero ansioso tu próxima visita.

    ResponderEliminar