26 julio 2010

5 fenómenos virales que serían la pesadilla de cualquier empresa

Todas las herrmientas que nos permiten el milagro de alcanzar una alta difusión en internet, fueron abrazadas no sólo por los usuarios comunes, sino sobre todo por las empresas. Pero la oportunidad de llegar de forma rápida y masiva a millones de usuarios, también pueden jugar, y lo peor de todo, con una imprevisibilidad que haría temblar a cualquier responsable de marketing. Los que siguen, son tan sólo cinco ejemplos de fenómenos virales que a muchos le quitarían el sueño:

5. El país de la felicidad Wal-Mart

imageLa historia: un blog llamado Wal-marting Across América aparece en internet en el año 2006, con intenciones de convertirse en un fenómeno en donde seguir los relatos de dos viajeros espontáneos (Jim y Laura). Durante el viaje se realiza un itinerario en el que se detienen en cada Wal Mart del trayecto, para conversar con empleados que siempre resultan de lo más felices con sus vidas. Se descubre al poco tiempo que, aunque los viajeros son reales, el viaje y el blog están patrocinados para publicitar Wal-Mart, ganándose toda la antipatía de gran parte de la blogósfera.

Resultado: el descubrimiento del fraude genera revuelo en la blogósfera, y la noticia se expande salpicando a Wal-Mart y a Edelman, una firma de relaciones públicas internacionales de las cuales Wal-Mart era cliente. Surge el neologismo Flog, para referirse a un blog falso (Fake Blog). El mensaje publicitario obtenido por la campaña sería algo así como “no creas a nadie que diga algo bueno sobre Wal –Mart”. Toda una proeza.

4. Una publicidad de GM a la medida de los clientes.

La historia: GM lanza un concurso online para promover su Chevrolet Tahoe Suv, un todoterreno vendido en Estados Unidos. La consigna era que sus propios clientes enviaran clips musicales o videos creados por ellos mismos, con comerciales sobre la nueva Tahoe en 30 segundos. El anuncio ganador sería emitido en televisión nacional.

Resultado: en internet, comienzan a circular más de 400 anuncios en tono de parodia criticando el modelo de vehículo y su efecto nocivo en el medio ambiente, con gran repercusión mediática. Igualmente, unos 20.000 anuncios “respetando las reglas” del concurso fueron presentados.

3. No le rompas la guitarra a David Carrol.

La historia: Un percance con United Airlines. En el año 2008, el compositor David Carroll encuentra que su guitarra transportada en la bodega del avión, está completamente destruída en medio de una gira, después de meses sin respuestas, y a modo de venganza cuenta su pesar musicalizado en un vídeo que es subido a YouTube. La canción relata toda la historia de la rotura de la guitarra, y la reacción de la compañía aérea, y es lanzada en julio de 2009.

Resultado: el vídeo “United rompe mi guitarra” se convierte en un viral imparable ocn más de nueve millones de visualizaciones. A la canción, le siguen dos secuelas humorísticas para terminar advirtiendo como mejorar el servicio de atención al cliente. Las compañías aéreas seguirán rompiendo equipajes, pero tendrán que cuidarse de los David Carrol potenciales, y las poderosas herramientas de internet.

2. El éxito de los cupones de Starbucks.

La historia: dos leyes de internet quedaron grabadas para siempre en la mente de los responsables de la promoción de de Sturbucks: 1. los mails se reproducen como peste por el milagro de la opción “reenviar”, y 2. los cupones con promociones distribuidos por mail se pueden reimprimir tantas veces como lo permita la disponibilidad de papel y tinta. Starbucks envía mail con invitaciones para redistribuir entre familiares y amigos de empleados, y canjearlas por café en los locales del sureste de EEUU. No se si hace falta agregarlo, pero la promoción se escapa de las manos.

Resultado: el efecto viral en la difusión del correo electrónico genera una ola de clientes en busca de su preciado café. La empresa decide invalidar la promoción, y una afectada demanda a Sturbucks por 114 millones de dólares, bajo la figura de denuncias class action (una demanda en nombre de muchos afectados).

1. Un técnico de Comcast durmiendo en mi sofá.

Incidente: Comcast Corporation es la compañía de televisión por cable más grande de Estados Unidos, mayor proveedora de servicio de internet y líneas de telefonía digital en su área de cobertura. El sevicio de la empresa vive un momento épico cuando uno de sus técnicos en el área de Washington asiste a un cliente por un problema de conexión a internet, se queda dormido el sofá y un vídeo del técnico dormitando es subido a YouTube.

El resultado: cientos de miles de visualizaciones al vídeo, un cliente desconcertado que agradece a la empresa en el vídeo por sus “dos routers rotos, un corte de una semana en internet y un técnico necesitado de sueño en su sofá”, y como efecto colateral, un técnico que se queda sin trabajo.

- ¡Hola! estoy en Twitter :)

2 comentarios:

  1. Excelente post. Interesante el poder de internet...

    ResponderEliminar