03 junio 2010

Ponte, el cilindro de lujo que terminó acumulando varios pisos de basura.

Si hay un símbolo a nivel urbanístico de las problemáticas que aquejan a la sociedad sudafricana, ninguno resultaría más efectivo que el rascacielos Ponte City (también llamado Strydom Tower).

ponte-city-towers-inner

Imagen en archidose

Situado en el barrio de Hillbrow de Johanesburgo. La torre, de 180 metros de altura, fue en algún momento una de las realizaciones arquitectónicas más ambiciosas de la ciudad: una torre residencial de categoría, que de no existir el apartheid, podría haberse transformado en la meca de cualquier sueño de progreso individual africano. Pero el tiempo (y sobre todo las desigualdades) terminaron degradando el complejo y el barrio hasta niveles impensables.

El escritor alemán Norman Ohler utiliza el rascacielos Ponte en una de sus obras, y por ello lo define de un modo por demás ilustrativo:

“El rascacielos Ponte resume toda la esperanza, todas las ideas equivocadas de la modernidad, toda la decadencia, la locura de la ciudad. Es un edificio simbólico, una especie de ballena blanca, es el miedo de hormigón, la torre de Babel, y sin embargo es extrañamente bella”.

El edificio Ponte es un enorme rascacielos cilíndrico, el más alto de Sudáfrica, y famoso por su espacio ahuecado en el interior, conocido como el núcleo, coronado además por un gigantesco cartel luminoso, quizás el más grande de todo el continente.

ponte

Nacido como una descomunal residencia de 54 pisos para las clases acomodadas blancas (en una zona vedada por las leyes del apartheida las razas negras), el edificio se proyectó como un complejo masivo en un barrio privilegiado. Una vez derogadas las leyes del apartheid, las disigualdades del país, se hicieron presente en el barrio de Hillbrow, con la llegada de miles de inmigrantes de países vecinos y locales en busca de oportunidades desencontradas.

Mientras que las clases blancas huyeron a otras zonas, el barrio y el rascacielos fueron degradándose, siendo ocupado paulatinamente por familias hacinadas, y bandas de delincuentes que tomaron el control a cambio de módicos alquileres. Ante tal panorama, poco podían hacer los guardias armados apostados en la entrada.

La degradación del cilindro de Sudáfrica fue total. Cristales rotos, suciedad, falta de mantenimiento. Lo más curioso, el núcleo del cilindro se fue llenando de escombros y basura llegando a acumular unos cinco pisos de desechos arrojados desde lo alto de las ventanas interiores. Hoy es todo un desafío acercarse al barrio, en una de las zonas más peligrosas de la ciudad. El edificio, alcanzó mala fama por su alta tasa de asesinatos, suicidios y suciedad. La degradación fue tal, que incluso, las autoridades pensaron en un proyecto para convertir al cilindro en prisión. En no pocas ocasiones, la torre Ponte fue uitlizada como escenografía en películas sobre el crimen y la violencia callejera.

image

El edificio Ponte, había sido promocionado como “el cielo en la Tierra”, pero en sólo 20 años terminó convertido en un infierno. Con la llegada de la Copa del Mundo de Fútbol al país, se pensó en reconvertir el edificio Ponte en una torre de lujo, pero la crisis económica mundial y la falta de crédito ( e interés de los inversores), sepultaron el proyecto.

El barrio Hillbrow es uno de los más peligrosos de Johannesburgo, y en tiempos de mundial, se encuentra abarrotado de fuerzas de seguridad que sólo con su presencia, intimidan a muchos visitantes a adentrarse en él. Los administradores actuales, afirman sin embargo, que han retomado el control de los residentes, y la calma ha regresado al interior del cilindro.

Si te ha gustado, Menéalo

Información en 1, 2, 3, 4

3 comentarios:

  1. yo vi hace unas semanas un reportaje sobre la seguridad en sudafrica que se llamaba "ley y desorden en johannesburgo" que daba realmente miedo.
    Antes de verlo cuando hablaban de la seguridad en el mundial de sudafrica me sorprendia y me parecia que exageraban. La verdad es que como sea cierto lo del reportaje no exageraban nada

    ResponderEliminar
  2. Wow! La verdad que no conocia una estructura asi, lamentable el hecho de que, debido a los vaivenes politicos y sociales se convirtiese en una especie de super cuartel de mafias y delincuentes. Me parece una vision de esas grandes estructuras futuristas con tonos oscuros y deprimentes al mejor estilo Blade Runner.

    ResponderEliminar
  3. Creo que algo parecido sucedió en el Bronk, creo se escribe así, en los USA. Son edificios muy ornamentados, que fueron hechos para ricos y que acabaron ocupados por los negros pobres, convirtiéndolo en aquellos tiempos en un barrio marginal.

    ResponderEliminar