04 septiembre 2009

Kyshtym, el antecedente silenciado de Chernóbil.

Las imágenes de la ciudad de Ozyorsk muestran un panorama desolado. Ozyorsk es el nombre con que se conoce la antigua zona Chelyabinsk-40, un área urbanizada en secreto en tiempos de la Unión Soviética en el departamento de Chelyabinsk, al este de los Urales. La urbanización, parte de un enorme complejo nuclear, fue mantenida en secreto a tal punto que permaneció ausente de los mapas por 40 años.

Ozersk_town

Imagen en Wikipedia

Ozyorsk, como muchos poblados de la región, estuvo durante breves años al servicio de Mayak, una planta con la misión de producir, refinar y trabajar el plutonio, construida en el año 1945 con total hermetismo, como parte del programa nuclear Soviético.

Lo que en algún tiempo albergó un población obrera, técnicos y científicos, hoy no es más que un conjunto de casas vacías y calles en las que no circula casi nadie: es una ciudad cerrada, y una de las consecuencias de un poco conocido accidente nuclear, que antecedió por varios años el accidente de Chernóbil.

La planta de Mayak, fue puesta en funcionamiento en el año 1948. Casi diez años después, (en 1957), en deficientes condiciones, produjo uno de los incidentes de contaminación radiactiva más graves de la historia: el desastre de Kyshtym.  El nombre de Kyshtym con el que se conoce actualmente el incidente, se toma de la ciudad “oficial” más cercana, algo similar a lo ocurrido con Prípiat (ciudad más afectada) - Chernóbil. Para tener una referencia de la dimensión del incidente, según parámetros internacionales, se mide con un nivel 6 en la escala de los accidentes nucleares, un grado sólo superado por el accidente de Chernóbil.

El accidente saldría a luz para el mundo occidental, recién en el año 1976, tras las filtraciones de información de Zhores Medvedev, un científico ruso exiliado en Inglaterra. El biólogo, es el autor del libro “El desastre nuclear en los Urales”.

El incidente se produjo en una instalación para almacenar residuos nucleares en cercanías de la planta de Mayak: en 1953 se dispuso montar unos 20 tanques de acero sobre hormigón y bajo tierra, acompañados con un sistema de refrigeración que mostró ser nada fiable. En septiembre de 1957, el fallo de uno de los sistemas de refrigeración da lugar a un aumento letal de la temperatura. La anomalía provoca la explosión de uno de los tanques, liberando unas 80 toneladas de residuos radiactivos.

La nube radiactiva impulsada por el viento llegó a contaminar miles de kilómetros cuadrados. Aunque toda la información podría considerarse una estimación en función del hermetismo acerca del accidente y la falta de datos. De hecho, la propia población afectada no fue siquiera informada sobre lo que sucedía. Una semana más tarde, se da la orden de evacuación en la zona, pero todavía sin explicaciones oficiales. Más de 10.000 personas fueron reubicadas en otros poblados, entre ellos los habitantes de Ozyorsk. Se calcula que unas 470.000 personas fueron expuestas a la radiación.

En el libro de Medvedev, y en publicaciones posteriores, se denuncian detalles escalofriantes sobre las consecuencias del desastre:

“La gente se horrorizaba con la incidencia de desconocidas enfermedades misteriosas que fueron surgiendo. Las víctimas fueron vistas con la piel ' desprendida ' de sus caras, manos y otras partes expuestas de sus cuerpos….Cientos de millas cuadradas quedaron estériles e inutilizables durante décadas y tal vez siglos. Cientos de personas muertas, miles fueron perjudicadas y extensas áreas circundantes fueron evacuadas.”

Por órdenes del gobierno, el suelo contaminado fue excavado y almacenado en recintos vallados. Las instalaciones de la planta fueron rápidamente descontaminadas y luego de reducir la producción de plutonio, Mayak estaba nuevamente en marcha sin daños severos. De los 270.000 habitantes de la zona, sólo se terminó evacuando a los residentes más cercanos al área del desastre.

En las carreteras aledañas, se emplazaron señales alertando a los viajeros de atravesar la zona con las ventanillas cerradas y sin ninguna explicación sobre el motivo de las recomendaciones.

En 1968, y cómo un método de encubrimiento, se crea la Reserva Natural Urales del Este, prohibiendo además el acceso a la zona más afectada. Las primeras desclasificaciones de documentos sobre el desastre, llegarían en el año 1990, aunque en la historia de la planta de Mayak, no sería el único incidente contaminante. Perduran numerosas irregularidades en el tratamiento de los residuos radiactivos que terminaron contaminando el río y los lagos de la zona, afectando seriamente la salud de la población.

Según estimaciones del año 1990, aún existen 10.000 pobladores en zonas donde el nivel de radiación ambiental supera cuatro veces la media del área restringida de Chernóbil.

 

Un documental sobre Chelyabinsk.

La región de Chelyabinsk, estuvo durante 45 años vedada a las visitas extranjeras, una medida recién levantada en el año 1992.

En Youtube, se puede visualizar el documental realizado por el cineasta Slawomir Grunberg, con una reseña en la que afirman que a partir de los estudios realizados por científicos occidentales en la región, la zona fue catalogada como la “Zona más contaminada del planeta”, siendo el dato el título del documental.

Subido en varias partes en Youtube, el documental realiza un recorrido en tren desde Moscú hasta la zona afectada, recorriendo pueblos a la vera de un río contaminado por los desechos radiactivos de la Planta de Mayak. En el recorrido, no faltan entrevistas a los habitantes de la región, afectados por generaciones por una tasa muy elevada de enfermedades relacionadas con la radioactividad.

Según testimonios expresados, algunos médicos no están autorizados a diagnosticar un cáncer y mucho menos a asentarlos como la causa de una muerte en sus pacientes.

En el sitio de Slawom ir Grunberg se puede consultar material sobre el documental y más información sobre el desastre de Chelyabinsk (en inglés). http://www.logtv.com/films/chelyabinsk/

Si te ha gustado, menéalo

Información en 1, 2, 3, 4 , 5

4 comentarios:

  1. eso era el paraíso comunista, ocultar la verdad y que se joda el pueblo. También he leído que hicieron pruebas nucleares sobre población civil en los urales (Además de soldados) para comprobar los efectos de una detonación nuclear y cómo podría afectar al rendimiento de los batallones.

    He leído muchas cosas sobre todos los temás que mantenían en secreto. Se ve que el proletariado está mejor si se le oculta la información... igualito que hacen ahora en nuestras market democracies.

    ResponderEliminar
  2. Desconocía esta historia de desastre.

    Aunque mucho más conocido, el desastre ocurrido en Pripyat por el accidente de Chernóbil dejó a toda una ciudad de 50.000 habitantes quedó absolutamente vacía. La ciudad fue desalojada en unos pocos días.
    http://www.javi.it/?p=1917

    ResponderEliminar
  3. De hecho la gravedad de Chernóbil y el modo en que se gestionó la tragedia tienen su raiz en que no se trataba de una simple planta de energía nuclear, sino que era además -y sobre todo- una fábrica de cabezas nucleares para armamento...

    ResponderEliminar