25 agosto 2009

Migingo, una isla insignificante que casi desata una guerra

Es una pequeña isla en el lago Victoria, tan insignificante como para no aparecer en un mapa. Se encuentra a metros de la frontera entre Kenia y Uganda. A pesar de su poco atractivo, en los últimos años, pareciera que todos quieren quedarse con ella, llegando al extremos de casi desatar un conflicto de proporciones y al borde de una guerra.

Migingo-island 03

Imagen en NewFlavos

En el año 2004, la isla Migingo (también llamada Bugingo o Ugingo) era apenas un promontorio rocoso que asomaba sobre la superficie del lago Victoria, con unos pocos pastizales y plagada de aves. En pocos años, la isla se fue poblando al punto de estar hoy con unos 250 habitantes, cubierta de viviendas precarias, con cuatro bares, comercios funcionando, y hasta un prostíbulo, todo muy a pesar del reducido espacio.

La isla de Migingo no interesaba a nadie hasta que corrió la voz de que en sus alrededores, abunda la pesca en tiempos que en el resto del lago escasea. En una verdadera fiebre por la pesca, la isla se transformó en el centro de las disputas territoriales entre Kenia y Uganda.

Migingo-island 02

Imagen en eastandard

En base a datos estimativos, se calcula que se capturan a diario unas 3 toneladas de pescado en sus alrededores, lo que ha convertido a los hacinados habitantes de Migingo en verdaderos privilegiados.

Según registros que datan de 1926, Migingo es parte del territorio de Kenia. Sin embargo, Uganda argumenta que las posiciones no están claras, sobre todo, a causa de los derechos de pesca en el área. No faltan acusaciones sobre pescadores kenianos que invaden parte del territorio del lago de Uganda.

Migingo-island

Imagen en nation

La disputa entre ambos países, que sólo pasaba de lo anecdótico, terminó alcanzando dimensión ministerial, con reclamos por los derechos de pesca de ambos países, acusaciones cruzadas, y un litigio desatado en manos de una Comisión de Fronteras. Para acentuar la atención, no faltan pequeñas intromisiones policiales e izado de banderas desafiando la soberanía del oponente.

Con la tensión en ascenso, Uganda ha llegado a reconocer la pertenencia de la isla al territorio de Kenia. Tras la mediación, se ha acordado en los últimos meses delimitar el territorio de un modo más preciso, para convenir derechos de pesca y llegar a una resolución por la vía diplomática.

Información en 1, 2, 3

La historia me llega desde de Siberia, de la mano de Xavi de SovietRusia, que por supuesto, no podía faltar en los créditos

3 comentarios:

  1. ¿Y la isla de al lado totalmente vacia?

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que esa historia le hemos vivido hace bien poco mucho más cerca......

    ResponderEliminar
  3. Pues peor parece lo de perejil... que por tener, lo único que tiene es un nombre de risa...

    Carpe Diem

    ResponderEliminar