30 mayo 2009

Peces que pasan hambre por temor a crecer

 

Paragobiodon_xanthosomus Crecer y ser más grande puede parecer una condición lógica para mejorar la capacidad de supervivencia. Ingenuamente, así lo entendemos desde niños, obsesionados por medirnos, festejar cada centímetro que sumamos en altura. Ser más alto o más grande, nos hace sentirnos poderosos. Aunque en pocos años de vida, comprobamos que la especie humana tiene gran capacidad para desafiar todas las leyes y convenciones.

Y para destruir más el tópico de la cuestión de tamaño, en algunas situaciones de supervivencia en la naturaleza, un mayor tamaño puede ser garantía de una muerte segura. Es lo que sucede en un género de peces conocidos como gobio, en la especie de los Paragobiodon xanthosomus, o más conocidos como gobio esmeralda coralinos.

Los peces gobios coralinos tienen un orden social con un curioso mecanismo de selección sexual: prefieren pasar hambre y crecer menos para no desafiar a la hembra dominante, y sobre todo, garantizar su supervivencia.

El extraño orden social de ésta especie, está determinado por el tamaño de cada ejemplar de la colonia. Así, una hembra dominante será la única habilitada a poseer un gran tamaño, y a aparearse con el único macho residente de la colonia, mientras que sus subordinadas, no deberán superarla en dimensiones para evitar correr el riesgo de ser expulsados.

Un expulsión de la colonia, significa literalmente perder el “hogar”, el alimento, y sobre todo la protección ante los depredadores. Un régimen de abstinencia alimentaria, en éste caso, es un buen método de supervivencia. Según el estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad James Cook de Townsville, en Australia, un pez de la colonia que se acerca al tamaño de la hembra dominante, debería inmediatamente comenzar una estricta dieta para bajar de peso.

En ésta extraña colonia de peces, la fuerza y el tamaño no es condición necesaria para ascender al trono de la colonia, algo que se puede conseguir con una larga vida capaz de superar en tiempo la muerte natural de la hembra líder.

La información, si bien no es reciente, merecía una entrada en el blog. Información en Genetic Archaeology / El Resumidor Científico 

La imagen fue publicada junto al informe de la Universidad James Cook en la revista Proceedings of the Royal Society B

3 comentarios:

  1. En ésta extraña colonia de peces, la fuerza y el tamaño no es condición necesaria para ascender al trono de la colonia, algo que se puede conseguir con una larga vida capaz de superar en tiempo la muerte natural de la hembra líder.

    Grande entrada!

    ResponderEliminar
  2. No tenia conocimientos, que curioso.

    ResponderEliminar
  3. Y es mas curioso si tomas en cuenta que los peces no dejan de crecer durante toda su vida (eso no implica que creceran desmesuradamente)

    ResponderEliminar