07 mayo 2009

La principal causa de muerte no natural en aves son las ventanas de vidrio.

¿Por qué motivo deberían aparecer cientos de aves muertas en las terrazas de los rascacielos de Nueva York?.

Si estudiamos las rutas migratorias de las aves sobre el territorio norteamericano, Nueva York no está muy bien situada. De hecho, para muchas aves, encontrarse con la solidez de un rascacielos entre las nubes puede resultar un riesgo imprevisible y fatal.

pajaros muertos

Ocurrió muchas veces, pero quizás una de las más documentada sucedió cuando los encargados de limpieza encontraron unas 300 aves moribundas sobre las cornisas del Empire State. Al relevarlas, se contaron unas 18 especies entre las víctimas, todas en una jornada de niebla.

 

Las colisiones con el Empire State

El Empire State, junto a otros notables rascacielos, se encuentra interrumpiendo una ruta migratoria sobre la costa este de Estados Unidos, y es por lo tanto un importante obstáculo para las aves.

Si bien las luces de Nueva York son un espectáculo de postal para miles de turistas, pueden resultar una trampa mortal para miles de aves. Se calcula que unos cinco millones de pájaros sobrevuelan Nueva York durante la temporada de migración, amenazados por la combinación de luces, vidrios y edificios altos.

De hecho, los pájaros no son capaces de reconocer los vidrios y evitarlos, un riesgo acentuado por la luces brillantes potenciadas en jornadas nubosas o de niebla. Se han observado a muchos pájaros chocando contra edificios altos, o simplemente, desorientados dando vueltas en un rascacielos hasta quedar agotados.

Para remediar la interferencia en la ruta de las aves, muchos de los más importantes rascacielos de grandes ciudades norteamericanas se suman a un programa para bajar las luces en temporadas migratorias. Aunque a pesar de la implementación del programa, el número de pájaros muertos disminuye pero no se reduce a cero.

 

Más de cien millones de pájaros al año colisionan contra una ventana.

De hecho, y según un estudio publicado en el sitio FLAP (programa de concientización Luz Mortal), la principal causa de muerte en pájaros por razones humanas (de forma indirecta) es la colisión contra ventanas de vidrio (1), una modalidad que se estima causa la muerta a entre 100 y 900 millones de pájaros al año. Muchas víctimas más que los 100 millones de aves que terminan en las garras de un gato hogareño, u otros tantos millones que colisionan con una línea de alta tensión.

Una ventana espejada que refleja una imagen de árboles es una verdadera trampa mortal para las aves durante el día, mientras que por la noche, los grandes rascacielos de cristal son una invitación a la muerte. Lo más curioso son los supuestos ataques masivos a ventanas en edificios: ocurre cuando las aves atacan a su propio reflejo en forma masiva creyendo que se trata de una invasión de su territorio.

He comenzado a pensar, que una simple ventana de vidrio no es tan inocente. En el sitio All About Birds, publican un completo artículo en inglés con casos de colisiones de pájaros en cristales y soluciones posibles para evitarlas.

 

La amenaza de los aeropuertos

Por si fuera poco, los grandes rascacielos no son la única amenaza para las aves. Al parecer, los sistemas de cielómetro utilizados para detectar la altura de la base de nubes en los aeropuertos con laser, pueden resultar fatales para las aves en tránsito.

Miles de aves confundidas por la luz en zonas de aeropuertos, pierden su orientación y terminan estrellándose contra edificios bajos. El fenómeno registrado en dos aeropuertos de Estados Unidos terminó matando unos 50.000 pájaros sólo en dos noches. Para evitarlo, se experimenta colocando un filtro azul en el cielómetro para hacerlo invisible a los pájaros.

Está claro que aún en cielos abiertos, los riesgos de volar pueden ser muchos más frecuentes que los que podríamos imaginar, y esto, sólo desde el punto de vista de un pájaro. 

Información en 1, 2

(1) Fuente en Sitio de FLAP (Programa para prevenir las muertes de pájaros por causas humanas). El dato estimativo fue realizado por el Dr. Daniel Klem de Muhlenberg College.

5 comentarios:

  1. Interesantes datos y bien documentado; las cifras del número de muertes de aves me ha dejado con penilla. Por cierto, parece que usas las palabras "pájaros" y "aves" como sinónimos y no lo son.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No sabía que tantos pájaros sufrieran este inconveniente en su ruta a la hora de volar.
    Las edificaciones tendrían que tener alguna normativa al respecto, es una vergüenza. El lujo por el lujo y a aparentar que son dos días ¬¬

    ResponderEliminar
  3. Realmente sorprende, sí. Las cifras son muy elevadas y las causas pueden parecer tan "tontas"... En fin, dudo hasta qué punto se puede evitar esto, pero al menos se debería intentar reducir. Desconozco el impacto que pueda ocasionar esto en su naturaleza... pero claro, los números asustan un poco.

    ResponderEliminar
  4. Lastima que mueran tanto animales.

    Pero compadre a mi me dan una lata a las 6 de la mñana en mi ventana que ya me gustaria coger algunos, pero los tios, vuelan mas altos y mas rapidos que yo.

    http://camaraymicrofonos,blogspot.com


    “VICHEANDO “

    ResponderEliminar
  5. El blog esta genial loco con un estilo de película.
    Y va el chivo ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    Visiten: http://lomascodiciadodelplaneta.blogspot.com

    ResponderEliminar