13 noviembre 2008

Pando, un anciano de 6000 toneladas

A simple vista es un extenso bosque de álamos con más de 47.000 árboles y unas 47 hectáreas de extensión. Pero si intentáramos "desenredar" sus raíces, nos llevaríamos una gran sorpresa:  Pando, un supuesto bosque situado en el estado de Utah, es en realidad una colonia clonal, un único organismo unido por una extensa red de raíces subterráneas. Si se confirmaran científicamente los datos estimativos, Pando podría ser considerado el organismo más grande del mundo.

Imagen David Winnie

El árbol Pando, está situado en las montañas Wasatch, y pertenece a la especie populus tremula (o Quaking Aspen, su nombre hace mención a la curiosa capacidad de sus hojas para temblar con el viento), posee una biomasa estimada en 6000 toneladas, y fue descubierto como un único organismo vivo luego de determinar que en su extensión comparte un único marcador genético. El descubrimiento, fue realizado por Burton V. Barnes, un investigador de la Universidad de Michigan en la década de 1970.

La colonia clonal (enlace en inglés) es un sistema casi perfecto de supervivencia, en donde cada tallo al morir, es renovado por las raíces que conectan todo el organismo. Las colonias clonales como Pando son capaces de sobrevivir por ejemplo, a numerosos incendios que no llegan a afectar las raíces, y que rápidamente regeneran el área afectada por el fuego. Los tallos de cada árbol sobreviven un promedio de 130 años en condiciones normales. Según algunas estimaciones realizadas, la edad de la colonia clonal de Pando sería de unos 80.000 años de antigüedad, aunque no existe un método preciso de calcular la antigüedad, por lo que se abre la posibilidad de que su edad sea incluso mayor, o que sea superada por otras colonias aún por descubrirse en el área.

Surgen por la imprecisión numerosas controversias. Algunos científicos, consideran posible que el daño producido en algunas zonas en las raíces, podría haber separado en sectores la biomasa de Pando, disminuyendo su tamaño. Al mismo tiempo, existen dudas sobre la existencia de otras colonias clonales de mayor tamaño que podrían dejar pequeña a Pando. Una colonia clonal situada también en Utah, podría tener una extensión de hasta 80 hectáreas y en proporción, casi duplicar su peso.

Un último dato llamativo: el principal competidor de las colonias clonales de la especie Populus tremuloides son los bosques de coníferas que avanzan en las zonas donde el ganado impide el crecimiento de los nuevos brotes. Paradójicamente, un incendio avanzando sobre el bosque de coníferas, sería un aliado que pocos imaginaríamos para la supervivencia de Pando.

6 comentarios:

  1. A pesar de las cosas tan "extrañas" y asombrosas que he estudiado, soy biólogo, la naturaleza no deja de sorprenderme a cada momento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Increíble! muy buen artículo, me hice eco en Natura Curiosa. :)

    ResponderEliminar
  3. excelente post

    http://www.marcdisseny.es
    http://www.marc3art.eu

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante el blog. Te invito a visitar mi sitio haciendo click aquí.

    ResponderEliminar
  5. Hm, el artículo es muy curioso, el tono está bien, pero... espero que no te parezca mal, pero agradecería ver los nombres científicos en cursiva.

    Quiero decir, porque puede parecer una chorrada, que dado el carácter de adecuación formal en cuanto a terminología que utilizas, creo que encajaría mejor también cuidar eso.

    Eres completamente libre, desde luego.

    ResponderEliminar
  6. ...
    Perdon, tengo la boca tan abierta que no puedo decir lo maravillado que estoy

    ResponderEliminar