12 julio 2008

La marea de las zapatillas

Se calcula que hasta unos 10.000 contenedores se pierden en el mar cada año, generalmente a causa de las tormentas que afectan a los barcos de transporte. Los habitantes de la isla Terschelling, tuvieron la oportunidad de ser parte de la estadística de contenedores perdidos, cuando en 2007 algunas de sus playas aparecieron cubiertas por una extraña marea de zapatillas.

Imagen http://benrowesblog.wordpress.com/2006/03/03/shoes/

El responsable del desastre, fue un buque de transporte que había perdido por lo menos 22 contenedores en una tormenta. Nueve de los contenedores terminaron varados en las playas de Terschelling. Dos de ellos fueron muy dañados por el agua y todo lo que estaba dentro, en su mayoría zapatillas y juguetes, terminaron esparcidos por la playa. (ver galería de imágenes en Flickr)

Sin embargo, la "marea" de zapatillas de Terschelling fue leve comparada con el mayor derrame de zapatillas de la historia.

En mayo de 1990, el buque portacontenedores Hansa Carrier (enlace en inglés) perdió en una tormenta 21 contenedores frente a la península de Alaska con 80.000 zapatillas Nike, generando una verdadero derrame de zapatillas. La noticia pasó por entonces casi inadvertida, pero no para un grupo de investigadores oceanógrafos liderados por Curtis Ebbesmeyer, que vieron en el desastre la oportunidad de investigar las corrientes oceánicas utilizando las zapatillas cómo marcadores: el accidente ofrecía la posibilidad de rastrear a través de una red de colaboradores, el destino de 80000 zapatillas a la deriva por el océano Pacífico.

Los informes sobre el destino de las zapatillas, llegaron principalmente gracias a los medios de comunicación, que involuntariamente comenzaron a colaborar con la investigación sobre las corrientes oceánicas. Unas 1300 zapatillas serían identificadas hasta más de un año después, en costas de EEUU y Canadá, pero muy lejos de la zona del "naufragio". El más célebre de los rastreos de corrientes marinas a través de desechos, es por supuesto el posterior naufragio de los patitos de goma, en donde el incansable Curtis Ebbesmeyer pudo aprovechar su experiencia con el derrame de las zapatillas, para convertirse en uno de los expertos en corrientes oceánicas a escala global.

Para más información sobre el derrame del Hansa Carrier, y el rastreo de las zapatillas recomiendo un artículo en Alaska Science Forum.

9 comentarios:

  1. Lo de los patitos de goma fue utilizado en un anuncio de Seat, creo que del Toledo. Creía que era verdad, pero no estaba del todo seguro de que no fuera una leyenda urbana, hasta ahora, claro.

    ResponderEliminar
  2. Mas información sobre lo de los patitos de goma:

    http://tetraedro.wordpress.com/2006/02/13/coches-naufragos-y-patitos-de-goma/#more-76

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Llevo poco leyendo este blog pero lo cierto es que me ha gustado bastante,así que con permiso, voy a enlazarlo desde el mío.
    Saludos y a seguir así.

    ResponderEliminar
  4. Jaac, hay muchas cosas que suceden a causa del hombre que son difíciles de creer. Los patitos de gomas, a ésta altura son de los naufragios más famosos de la historia, al menos en la web.

    Lupita: sobre el permiso, no hace falta. Espero verte por aquí. un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Me gusta un montón tu blog. Gracias por descubrirnos estas cosas del mundo.
    Pásate por el mío cuando quieras, aunque solo trata de fútbol ;-). Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. effenberg: me alegro que así sea. Un saludo!.

    ResponderEliminar
  7. Excelente post.

    Dan ganas de vivir cerca de alguna playita y esperar paciente que vengan las tormentas para navidad
    ;)

    ResponderEliminar
  8. MOLA HE....
    ES RARRISSSSSSSSSSIMO
    :)(:

    ResponderEliminar
  9. FUERT HE.......
    MOLA!!!!!!!!!

    ResponderEliminar