30 abril 2008

El único avión con pasajeros en las alas.

[Semana temática Volando al filo de lo real]

Probablemente, los pasajeros del avión alemán Junkers G 38 gozaron de las vistas más "privilegiadas" en la era de los vuelos comerciales: el Junkers G 38 fue el único avión con compartimentos para transportar pasajeros dentro de las alas, entre el motor y el fuselaje. Los viajeros, iban cómodamente sentados con ventanillas frontales que les permitían un campo visual similar al de los pilotos, pero como curiosidad, disponían de ventanas en el piso para poder mirar el paisaje debajo de sus pies.

En las siguientes imágenes se pueden observar las ventanillas frontales en el ala y las puertas que unían el fuselaje con las alas:


El G 38, desarrollado por Junkers con el apoyo del Ministerio de Transporte Alemán, fue en su momento considerado el mayor aeroplano terrestre, en los años 30 y 40. Desarrollado a partir de 1927, fue pensado como un avión de transporte y pasajeros con una característica particular: era capaz de transportar grandes cargas y pasajeros en sus alas. El G 38 voló cubriendo rutas en Europa en los años previos a la Segunda Guerra Mundial. Fue un avión de avanzada, y ya en sus vuelos de prueba, estableció cuatro récords mundiales, entre ellos velocidad, distancia y duración con una carga útil de 5000 kg.

A partir de un primer modelo diseñado, se le fueron agregando modificaciones para ampliar su capacidad de carga y pasajeros. El fuselaje se transformó en una estructura de dos pisos ampliando a 34 la capacidad de pasajeros. Sólo seis afortunados podían disfrutar del vuelo en compartimentos cómodamente dispuestos en las alas, desde donde se podía ver el paisaje a través de ventanillas en el piso.
Todos los pasajeros, contaban con comodidades en estándares elevados, ya que el avión estaba pensado para competir con los servicios ofrecidos por los dirigibles Zepellin.



La última versión del G 38 se mantuvo en servicio hasta
1939. Luego, el único de los gigantescos aviones Junkers G 38 sobreviviente fue afectados por el gobierno alemán como transporte de carga para la guerra, hasta finalmente ser destruido por un ataque de la Fuerza Aérea británica. La evolución del diseño les daría a los G 38 su acta de defunción.

Info 1 , 2

Relacionados:
Monstruos de la aviación que nunca levantaron vuelo
Dos artefactos que nunca esperarías encontrar en un submarino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario